Montúa

Original de Extremadura donde está desapareciendo. Con el ánimo de recuperar el viñedo autóctono, Viña Santa Marina apuesta por esta variedad para un blanco suave y delicado. Da aromas suaves, mezcla de frutas, herbáceos, de moderada acidez y bajo contenido alcohólico.